Bouba 1


Bouba nos tenía ganado el corazón desde que apareció en la fiesta de los niños en enero de 2012 vestido como en un día cualquiera. Los niños, ese día, se ponen su “ropa de los domingos”; juegan, bailan, reciben sus regalos, comen juntos, se les da caramelos, refrescos… Es uno de los días más importantes en el proyecto tanto para los niños como para los adultos.

A la vuelta a su casa, Bouba llevaba media botella de refresco para su abuelo. Este hecho nos ha hecho reflexionar mucho, profundizar en la calidad humana de personas que no cuentan para nada; nos ha hecho casi “mitificar” a Bouba como ejemplo de generosidad y de alguien por quien merecía la pena partirse la cara por él; nos ha marcado de una manera profunda acerca de nuestro sentido de la posesión de las cosas y qué hacemos con ellas, de a qué personas dedicamos nuestro tiempo y qué respuestas esperamos.

Bouba nos ha enseñado, como tanta gente sencilla en el mundo, a olvidarnos de nuestras pequeñas manías personales en el cuidado de nosotros mismos, a no estar atados a nuestras cómodas casas o eficaces medios para el trabajo.

bouba-06Más información en la web del proyecto WendBeNeDo.

 


Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Una idea sobre “Bouba